STUDY. JUAN 2.13-25. BY FABIÁN MASSA.


En la 1°parte de este estudio, vimos “Las Bodas de Caná[1]” (Juan 2.1-12) En esta 2° parte veremos los dos temas que Juan expone en este capítulo:

1.      La purificación del Templo – Juan 2.13-22 (Mateo 21.12-13; Lucas 19.45-46 y Marcos 11.15-18)
2.      La autoridad de Jesús, Juan 2.18 - 22.

3.      Jesús conoce a todos los hombres – Juan 2.23-25

1.   Jesús purifica el Templo

Textos de la RV 60

13 Estaba cerca la pascua de los judíos; y subió Jesús a Jerusalén,
14 y halló en el templo a los que vendían bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas allí sentados.

15 Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos, y las ovejas y los bueyes; y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas;
16 y dijo a los que vendían palomas: Quitad de aquí esto, y no hagáis de la casa de mi Padre casa de mercado.
17 Entonces se acordaron sus discípulos que está escrito: El celo de tu casa me consume.
18 Y los judíos respondieron y le dijeron: ¿Qué señal nos muestras, ya que haces esto?
19 Respondió Jesús y les dijo: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré.
20 Dijeron luego los judíos: En cuarenta y seis años fue edificado este templo, ¿y tú en tres días lo levantarás?
21 Más él hablaba del templo de su cuerpo.
22 Por tanto, cuando resucitó de entre los muertos, sus discípulos se acordaron que había dicho esto; y creyeron la Escritura y la palabra que Jesús había dicho.

13 Estaba cerca la pascua de los judíos; y subió Jesús a Jerusalén,
Juan sitúa este episodio unos días después de “Las Bodas de Caná”, es decir al principio del Ministerio Público de Jesús, hecho que se contrapone con los Sinópticos (Mateo 21.12-13; Lucas 19.45-46 y Marcos 11.15-18) que lo ubican en la semana final del mismo, una semana antes de su sacrificio.
Frente a esta problemática hay varias posturas:
a.      Hay quienes dicen que hubo dos purificaciones del Templo, esta al principio y la que mencionan los demás evangelios al final. Pero siendo una historia tan importante, es difícil creer que Mateo, Lucas y Marcos hayan omitido la 1° y que Juan la 2°. Hendriksen apoya la posición de las dos purificaciones del Templo.
b.      Algunos comentaristas, como William Barclay,  dicen que la Purificación del Templo fue la del final de la vida de Jesús y que la narración de Juan aquí no pretende seguir el hilo cronológico. Se apoyan en que al Apóstol le interesaba más mostrar el Ministerio en Judea que en Galilea, del cual habían ya enseñado los sinópticos.

14 y halló en el templo a los que vendían bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas allí sentados.
15 Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos, y las ovejas y los bueyes; y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas;
16 y dijo a los que vendían palomas: Quitad de aquí esto, y no hagáis de la casa de mí Padre casa de mercado.

Cuando Jesús entró al patio de los Gentiles, se encontró con un Mercado, donde estaban:
a. Los cambistas: Para pagar el Impuesto del Templo (obligatorio para todos), era llamado «expiación para el alma» equivalente a medio siclo (moneda hebrea usada en el Templo, (Éxodo 30:15. cp. Ex. 30:13-16). Los peregrinos debían hacerlo con moneda hebrea, para lo cual ellos debían cambiar sus monedas griegas (las 2 dracmas de Mateo 17.27) o romanas por las monedas aceptadas en el Templo. El Sumo sacerdote era quien fijaba el tipo de cambio.


bLos vendedores de animales para el sacrificio: Los sacrificios para el Señor consistían en animales. Para que todos pudieran honrarlo, Dios dispuso que los mismos fueran Toros, cabras u ovejas y palomas. De esta manera hasta los más pobres podían ofrecer un sacrificio. Teóricamente los peregrinos podían llevar sus animales para el sacrificio, los cuales debían cumplir las normas de pureza, pero en la práctica, los levitas que los recibían siempre les encontraban defectos (aunque no los tuvieran), lo que los hacía ritualmente impuros. De esta manera los peregrinos se veían obligados a comprar los animales de los mercaderes del Templo, por lo general a un valor mucho más alto al del mercado común.


De esta manera, entre el cambio y los animales para los sacrificios, los religiosos habían montado un negocio con la fe del pueblo y la Palabra de Dios. Fue contra esto que Jesús arremetió, contra la corrupción de la clase sacerdotal en connivencia con los mercaderes.

2.     La autoridad de Jesús.

18 Y los judíos respondieron y le dijeron: ¿Qué señal nos muestras, ya que haces esto?
19 Respondió Jesús y les dijo: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré.
20 Dijeron luego los judíos: En cuarenta y seis años fue edificado este templo, ¿y tú en tres días lo levantarás?
21 Más él hablaba del templo de su cuerpo.
22 Por tanto, cuando resucitó de entre los muertos, sus discípulos se acordaron que había dicho esto; y creyeron la Escritura y la palabra que Jesús había dicho.

Parafraseando 18 y 19 tenemos: ¿Qué señal nos das de tu autoridad para hacer esto? Que cuando me maten resucitaré al 3° día, contestó Jesús. Más él hablaba del templo de su cuerpo…Él estaba profetizando sobre su propia muerte y resurrección.

3.     Jesús conoce a todos los hombres

23 Estando en Jerusalén en la fiesta de la pascua, muchos creyeron en su nombre, viendo las señales que hacía.
24 Pero Jesús mismo no se fiaba de ellos, porque conocía a todos,
25 y no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio del hombre, pues él sabía lo que había en el hombre.
Estos tres versículos sirven de puente entre el capitulo 2 y el 3.
Las señales: Juan no hablan de milagros, sino de situaciones sobrenaturales que señalan a Jesús como el Logos. Esto es para que la gente no se centre en el “Milagro” sino en el hacedor, el Mesías.

Muchos creyeron en su nombre pero Jesús mismo no se fiaba de ellosen aquellos días pasaba como hoy: Muchos dicen que creen, pero no se deciden a seguir a Jesús ni a entrar en el Camino. Creen, van a los eventos, cantan los canciones, van a los servicios, los grupos, las fiestas….pero en su vida siguen siendo paganos. Jesús los reconocía y nos les creía…ni antes ni ahora: Los hombres podemos engañar a los hombres, pero no a Él.



Comentarios

Entradas populares de este blog

ИССЛЕДОВАНИЕ . Мы живем , потому что Бог вдохнул жизнь в нас. По Фабиан Масса.

Дослідження . Один долар і масонські символи . За Фабіан Масса.

ARGENTINA, ABORTO: ¿SI o NO?- EL CASO EN ISLANDIA Y OTROS PAISES. BY FABIAN MASSA.