Reflexión. La actitud correcta ante la Autoridad de Jesús, sobre Marcos 4.1-20. By Fabian Massa.



Tesoros de Sabiduría comparte con nosotros:"La actitud correcta ante la Autoridad de Jesús, sobre Marcos 4.1-20".

A.   Introducción

La acción sucede en Galilea, dentro del primer año de Ministerio Público de Jesús. Cada vez que Él se presentaba en algún lugar, las multitudes se auto convocaban para escucharlo y recibir de Él sanidades y milagros.  Veamos el texto:

4 De nuevo comenzó Jesús a enseñar a la orilla del lago. La multitud que se reunió para verlo era tan grande que él subió y se sentó en una barca que estaba en el lago, mientras toda la gente se quedaba en la playa. 2 Entonces se puso a enseñarles muchas cosas por medio de parábolas y, como parte de su instrucción, les dijo: 3 «¡Pongan atención! Un sembrador salió a sembrar.4 Sucedió que al esparcir él la semilla, una parte cayó junto al camino, y llegaron los pájaros y se la comieron. 5 Otra parte cayó en terreno pedregoso, sin mucha tierra. Esa semilla brotó pronto porque la tierra no era profunda;6 pero cuando salió el sol, las plantas se marchitaron y, por no tener raíz, se secaron. 7 Otra parte de la semilla cayó entre espinos que, al crecer, la ahogaron, de modo que no dio fruto. 8 Pero las otras semillas cayeron en buen terreno. Brotaron, crecieron y produjeron una cosecha que rindió el treinta, el sesenta y hasta el ciento por uno. 10 Cuando se quedó solo, los doce y los que estaban alrededor de él le hicieron preguntas sobre las parábolas. 11 «A ustedes se les ha revelado el secreto del reino de Dios —les contestó—; pero a los de afuera todo les llega por medio de parábolas, 12 para que »“por mucho que vean, no perciban;y por mucho que oigan, no entiendan;no sea que se conviertan y sean perdonados.”


13 »¿No entienden esta parábola? —continuó Jesús—. ¿Cómo podrán, entonces, entender las demás? 14 El sembrador siembra la palabra. 15 Algunos son como lo sembrado junto al camino, donde se siembra la palabra. Tan pronto como la oyen, viene Satanás y les quita la palabra sembrada en ellos. 16 Otros son como lo sembrado en terreno pedregoso: cuando oyen la palabra, en seguida la reciben con alegría, 17 pero como no tienen raíz, duran poco tiempo. Cuando surgen problemas o persecución a causa de la palabra, en seguida se apartan de ella. 18 Otros son como lo sembrado entre espinos: oyen la palabra, 19 pero las preocupaciones de esta vida, el engaño de las riquezas y muchos otros malos deseos entran hasta ahogar la palabra, de modo que ésta no llega a dar fruto. 20 Pero otros son como lo sembrado en buen terreno: oyen la palabra, la aceptan y producen una cosecha que rinde el treinta, el sesenta y hasta el ciento por uno.» 9 »El que tenga oídos para oír, que oiga», añadió Jesús. 
Marcos 4.4 al 20 NVI.


Este hecho de auto-convocarse para escuchar al Maestro era un reconocimiento a la Autoridad Espiritual de Jesús, la cual se había ido construyendo desde el mismo momento del comienzo de Su Ministerio, estudiemos juntos estos antecedentes:

  1. Autoridad sobre la tentación, el pecado y Satanás, Marcos 1.13
  2. Autoridad sobre lo natural: Conversión del agua en vino. Al otro día de ser bautizado por Juan el Bautista, asistió con sus primeros discípulos a las Bodas de Caná de Galilea, donde convirtió el agua en vino. Seis meses después, cuando el Bautista fue encarcelado por Herodes, Jesús centró su ministerio en Galilea (Marcos 1.14) y allí realizo una serie de milagros, de los cuales estos fueron registrados por Marcos:
  3. Autoridad en el Mundo Espiritual: Liberación del endemoniado de la Sinagoga de Capernaúm, Marcos 1.24-26
  4. Autoridad sobre la enfermedad: Sanación de la suegra de Pedro y de los demás enfermos que llevaron ese día a su casa, Marcos 1.29-34
  5. Autoridad sobre la enfermedad: Gira de Sanidad y Liberación por Galilea, Marcos 1.35-39
  6. Autoridad sobre el pecado y enfermedad: Sanación del leproso, Marcos 1.40-45
  7. Autoridad para perdón de los pecados: Sanación del paralítico y, Marcos 2.1-12
  8. Autoridad sobre la tradición del ayuno: Marcos 2.19 - Los religiosos judíos practicaban el ayuno ritual, ayunando hasta dos veces a la semana (Lucas 18.12) pero Jesús enseña que los cristianos ayunarán no por ritualismo, sino cuando tengan una razón para hacerlo (Marcos 2.20).
  9. Autoridad sobre la tradición del Sábado: Los religiosos habían puesto tanto énfasis en el texto de la Ley que habían perdido el foco: "El sábado se hizo para el hombre, y no el hombre para el sábado" (Marcos 4.27) El día de reposo era para que el hombre tuviera la libertad de descansar y de tener comunión con Dios, no para que todo le fuera prohibido.
  10. Autoridad para elegir a sus discípulos: Marcos 3.13-14. Nunca olvidemos que es Él quien elige a los suyos.


B.   Desarrollo

En el texto elegido (Marcos 4.4 al 20) podemos observar que una multitud que se reunió para verlo. De la lectura se desprende que en ella había dos públicos distintos:

Un público mayoritario con una actitud de “Espectadores” que no habían comprendido las parábolas, representados por:
  1. Los que están junto al Camino y nunca se deciden a entrar (4.4 y 4.15)
  2. Los que están en pedregales, cuya fe no pasa las pruebas (4.5 y 4.16)
  3. Los que están entre espinos, aquellos que no atienden a La Palabra para centrarse solo en sus cuestiones (4.7 y 4.18)


Un público muy reducido, compuesto por los discípulos y algunos que estaban con ellos que se interesaron por aprender realmente que era lo que el Maestro les había querido decir.

De la lectura se infiere que ninguno de los públicos había entendido las enseñanzas de Jesús, la diferencia entre ellos era la actitud:

a.       A la mayoría no le importó no haber entendido y se marcharon
b.      Al grupo menor, compuesto los discípulos y algunos otros, les importó saber, así que se quedaron y consultaron a Jesús al respecto.


Debemos notar también que a cada una de las actitudes de cada grupo, Jesús correspondió de manera acorde:

  1. A la multitud desinteresada: Jesús solo les hablaba por parábolas, y no les explicaba su significado (Marcos 4.33-34) para que se cumpliera lo dicho por el profeta Isaías 6.9-10: Para que “por mucho que vean, no perciban;   y por mucho que oigan, no entiendan; no sea que se conviertan y sean perdonados.”
  2. A los discípulos: A ellos el Maestro les enseñaba todas las cosas, a tal punto que en Juan 15.15 les dice:” Ya no los llamo siervos, porque el siervo no está al tanto de lo que hace su amo; los he llamado amigos, porque todo lo que a mi Padre le oí decir se lo he dado a conocer a ustedes”.


3.    Conclusiones

a.       Aquellos que van a la Iglesia con una actitud de “Espectadores” Son los que nunca terminan de aprender algo, los que buscan ansiosamente las bendiciones (los panes y los peces), son aquellos que cuando les preguntamos "¿Qué predicó el Pastor" se quedan balbuceando incoherencias.

b.                En Cambio, los que asisten con verdadero hambre de Dios y "consultan" al Maestro en sus casas estudiando las Escrituras  son los que entran por la “Puerta angosta” y permanecen en el “Camino Angosto”.
Se puede tener al mejor maestro del mundo delante de uno, pero si no ponemos la actitud correcta, no le sacaremos provecho.


En el caso del Evangelio, no poner la actitud correcta implica no alcanzar la salvación.Es hora de dejar de asistir a la Iglesia solo para solo recibir "bendición", lo correcto es ir a aprender que es lo que Dios dice para luego ponerlo por obra.No seamos como la mayoría que aún hoy asiste cada domingo para hacer sociales y calmar su culpa. La mayoría entra por la puerta grande y camina por el sendero ancho que lleva a la perdición. 



Marcos 4, Discipulado, Verdadera Iglesia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ИССЛЕДОВАНИЕ . Мы живем , потому что Бог вдохнул жизнь в нас. По Фабиан Масса.

Дослідження . Один долар і масонські символи . За Фабіан Масса.

STUDY. El culto a la diosa Asera: ¿Es cosa del pasado o esta vigente? By Fabian Massa