+ REVIEW. Diezmar o no diezmar, that´s the questions. By Fabian Massa.


Tesoros de Sabiduría comparte con nosotros:"Diezmar o no diezmar, that´s the questions".

El Diezmar es un tema conflictivo, generalmente no se enseña. La manera en que se maneja el tema en la mayoría de las Iglesias no tiene nada que ver en como se hacía en el A.T. ni cómo debe hacerse en el N. T. He diezmado durante muchos años, de acuerdo a lo que me habían enseñado (entregando el 10% de mis ingresos).
Luego diezmé como había entendido de acuerdo a Deuteronómio 14 (Punto 2 B administrando el diezmo).

Esta es mi postura hoy, después de estudiar a fondo el tema: Ofrendar tratando de dar lo mejor, no solo de mis ingresos, sino de mi tiempo y trabajo.

1.     El Diezmo en la Época Patriarcal

En la Biblia, la primera referencia al Diezmo se encuentra en Génesis 14.20, cuando Abram le entregó a Melquisedec, Rey de Salem y Sacerdote del Altísimo, los diezmos de todo, en muestra de reconocimiento como Sacerdote del Altísimo.

La segunda referencia la encontramos en Génesis 28.10 a 22, cuando Jacob iba de camino desde Berseba a Padam Aram, (cruzando el río Éufrates) a buscar esposa para sí entre las mujeres de la familia de Abram. En medio del desierto tuvo que hacer noche y tuvo un sueño, el cual veía una escalera que llegaba al Cielo, por donde subían y bajaban Ángeles. En el sueño, el Señor se le presenta y se da a conocer como el Dios de su padre y de su abuelo, y le promete que le dará toda esa región en heredad a sus descendientes, lo traerá de Padam Arma vuelta a esta tierra sano y salvo. Cuando Jacobo despertó, nombró a ese lugar Bet-El (hebreo bet =Casa; El = Dios) puso una piedra como memorial y luego prometió:
«Si Dios me acompaña y me protege en este viaje que estoy haciendo, y si me da alimento y ropa para vestirme, 21 y si regreso sano y salvo a la casa de mi padre, entonces el Señor será mi Dios. 22 Y esta piedra que yo erigí como pilar será casa de Dios, y de todo lo que Dios me dé, le daré la décima parte.» Gen. 28.20-22 NVI.
No se nombra el tema del diezmo entre los dos pasajes, pero de la narración podemos colegir que:

a.       En Gen. 14.20 dice que Abram vio a Melquisedec una sola vez en su vida, es decir que le entregó los diezmos por única vez. Aunque bien podría haber ofrecido sus diezmos en mediante el sistema de sacrificios. En Génesis 22.5 dice que Abram iba a adorar (sacrificar).

b.      En el caso de Jacob se distinguen varias situaciones:

                                I.            Jacob estaba al tanto de la costumbre de diezmar, seguramente por tratarse de una práctica familiar (cómo los sacrificios de adoración).
                              II.            Jacob no diezmaba, sin embargo recibe la Promesa de la Herencia. Jacob  promete a Dios diezmar luego de que  “si Dios le facilita lo siguiente: protección, alimento, vestido, y un regreso a su casa sano y salvo”.
                            III.            Estaba negociando! Una actitud que parece infantil: Querer hacer negocios con Dios, sin embargo hoy en día hay muchos que creen que esto funciona así.



2.     El Diezmo en el Antiguo Testamento.

A.  Importante:
En los 430 años que Israel estuvo cautivo en Egipto, se multiplicó en gran manera. Cuando entraron en Egipto eran setenta personas (Génesis 46.27) pero cuando salieron de Egipto bajo la guía de Moisés eran aproximadamente dos millones de personas. En el desierto, Moisés recibió la Ley y un cuerpo de ordenanzas que reglamentaban toda la vida de las personas. ¿Por qué? Porque pasaron de ser un clan manejado por un patriarca a ser una Nación. Entonces era necesaria la reglamentación para tener un orden.
Dentro de ese conjunto de leyes tenemos las sanitarias, de alimentación, de convivencia (derecho) y también de sacrificios.

Los sacrificios y el diezmar, ya se practicaban antes de estar escrita la Ley, al igual que muchas otras costumbres, pero con la legislación se reglamentó. Este es un punto importante: La Ley Mosaica reglamentó todas estas prácticas para que se practiquen de manera homogénea por toda la sociedad.  Hasta Génesis la visión era por clanes y patriarcas. Después de Moisés, la visión es de Nación, la cual perdura por toda la época e los jueces y termina de consolidarse a nivel Nación durante la Monarquía.


B. El Diezmo 
Y el diezmo de la tierra, así de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles, de YHVH es; es cosa dedicada a YHVH. Levítico 27

Era el pueblo de Israel una sociedad mayormente agropecuaria, para los citadinos sería el diezmo de sus ingresos.

33 No mirará si es bueno o malo, ni lo cambiará; y si lo cambiare, tanto él como el que se dio en cambio serán cosas sagradas; no podrán ser rescatados.

Esto quiere decir: “No era cuestión de agrado o desagrado debía cumplirse lo que estaba escrito en La Palabra.

22 Indefectiblemente diezmarás todo el producto del grano que rindiere tu campo cada año. Deuteronomio 14

Indefectiblemente: Sin defecto, sin error. Teniendo en cuenta el concepto de ganancia, tenemos: Sin error debían separar el 10% de sus ingresos netos (no brutos).

23 Y comerás delante de YHVH tu Dios en el lugar que él escogiere para poner allí su nombre, el diezmo de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de tus manadas y de tus ganados, para que aprendas a temer a YHVH tu Dios todos los días.

En aquel tiempo solo había un templo, y La Presencia de Dios estaba allí, así que una vez al año, todos se dirigían al Templo, y tenían lo que nosotros llamamos Culto. “Y comerás delante de YHVH tu Dios” es muy claro,  indicaba que debían participar de su propio diezmo. La reunión de fin de año era sin duda una verdadera fiesta de todo el Pueblo de Dios.

24 Y si el camino fuere tan largo que no puedas llevarlo, por estar lejos de ti el lugar que YHVH tu Dios hubiere escogido para poner en él su nombre, cuando YHVH tu Dios te bendijere,
25 entonces lo venderás y guardarás el dinero en tu mano, y vendrás al lugar que YHVH tu Dios escogiere;

Sin dudas, El Señor Es Práctico.

26 y darás el dinero (comprarás) por todo lo que deseas, por vacas, por ovejas, por vino, por sidra, o por cualquier cosa que tú deseares; y comerás allí delante de YHVH tu Dios, y te alegrarás tú y tu familia.
27 Y no desampararás al levita que habitare en tus poblaciones; porque no tiene parte ni heredad contigo.

Compraban lo que deseaban para festejar con la familia, en presencia de Dios, con comida y regalos para todos, y participando también al Levita. 


c. Administración del diezmo
28 Al fin de cada tres años sacarás todo el diezmo de tus productos de aquel año, y lo guardarás en tus ciudades.
29 Y vendrá el levita, que no tiene parte ni heredad contigo, y el extranjero, el huérfano y la viuda que hubiere en tus poblaciones, y comerán y serán saciados; para que YHVH tu Dios te bendiga en toda obra que tus manos hicieren.

Más al 3°año, separarás el 10% y lo repartirás entre el Levita, y los necesitados de tu entorno.

De aquí se desprenden 2 puntos:

Tenían la obligación de dar a los necesitados cercanos, los ancianos, las viudas de la familia, o parientes.
Participar al Levita


Esto se confirma en:
4 Pero si alguna viuda tiene hijos, o nietos, aprendan éstos primero a ser piadosos para con su propia familia, y a recompensar a sus padres; porque esto es lo bueno y agradable delante de Dios. 1 Timoteo 5

17 aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda. Isaías 1


Si el 10 % del 3° año se debe dar entero al Levita y los pobres, esto es 1 parte (año) en cada 3 partes (años). Cuidando de no desamparar ni al Levita ni a los pobres en la 1° y la 2° parte.                                                                                                                     

La cuenta quedaría así:

                 33.33%  al Levita 
            +   33.33%  a los necesitados del entorno 
            + 33.33%  para la fiesta de fin de año con la familia, separando de éste                                               último tercio un  % adicional para el Levita.

            100% del 10%

Confirma esto:

12 Cuando acabes de diezmar todo el diezmo de tus frutos en el año tercero, el año del diezmo, darás también al levita, al extranjero, al huérfano y a la viuda; y comerán en tus aldeas, y se saciarán.
13 Y dirás delante de YHVH tu Dios: He sacado lo consagrado de mi casa, y también lo he dado al levita, al extranjero, al huérfano y a la viuda, conforme a todo lo que me has mandado; no he transgredido tus mandamientos, ni me he olvidado de ellos.
14 No he comido de ello en mi luto, ni he gastado de ello estando yo inmundo, ni de ello he ofrecido a los muertos; he obedecido a la voz de YHVH mi Dios, he hecho conforme a todo lo que me has mandado. Deuteronomio 26


El hecho de administrar el diezmo, implica tener una disciplina en el manejo del dinero, cuidando de (14) No comer de ello en luto, ni he gastado de ello estando inmundo, ni de ello he ofrecido a los muertos; sino que tenemos que (14) obedecer a la voz de YHVH mi Dios, he hecho conforme a todo lo que nos ha mandado.


 Jesús enseña:

7 Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas mandamientos de hombres.
9 Les decía también: Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición.
10 Porque Moisés dijo: Honra a tu padre y a tu madre; y: El que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente.
11 Pero vosotros decís: Basta que diga un hombre al padre o a la madre: Es Corbán (que quiere decir, mi ofrenda a Dios) todo aquello con que pudiera ayudarte,
12 y no le dejáis hacer más por su padre o por su madre,
13 invalidando la palabra de Dios con vuestra tradición que habéis transmitido. Y muchas cosas hacéis semejantes a estas. Marcos 7


En este pasaje, Jesús está tratando precisamente este tema, el Mandamiento dice claramente que hay que separar el diezmo, y también la Ley dice que hay mirar por los pobres, las viudas, los huérfanos; primeramente por los que son familia (siempre se empieza por casa: 1 Timoteo 5).


Dentro del esquema del A. T. no diezmar o diezmar de lo que sobra o de lo que no “sirve” es pecado:

6 El hijo honra al padre, y el siervo a su señor. Si, pues, soy yo padre, ¿dónde está mi honra? y si soy señor, ¿dónde está mi temor? dice YHVH de los ejércitos a vosotros, oh sacerdotes, que menospreciáis mi nombre. Y decís: ¿En qué hemos menospreciado tu nombre?
7 En que ofrecéis sobre mi altar pan inmundo. Y dijisteis: ¿En qué te hemos deshonrado? En que pensáis que la mesa de YHVH es despreciable.
8 Y cuando ofrecéis el animal ciego para el sacrificio, ¿no es malo? Asimismo cuando ofrecéis el cojo o el enfermo, ¿no es malo? Preséntalo, pues, a tu príncipe; ¿acaso se agradará de ti, o le serás acepto? dice YHVH de los ejércitos.
9 Ahora, pues, orad por el favor de Dios, para que tenga piedad de nosotros. Pero ¿cómo podéis agradarle, si hacéis estas cosas? dice YHVH de los ejércitos.
10 Quién también hay de vosotros que cierre las puertas o alumbre mi altar de balde? Yo no tengo complacencia en vosotros, dice YHVH de los ejércitos, ni de vuestra mano aceptaré ofrenda. Malaquías 1


7 Desde los días de vuestros padres os habéis apartado de mis leyes, y no las guardasteis. Volveos a mí, y yo me volveré a vosotros, ha dicho YHVH de los ejércitos. Mas dijisteis: ¿En qué hemos de volvernos? 8 Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas. 9 Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado. 10 Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice YHVH de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.
11 Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice YHVH de los ejércitos. Malaquías 3



3.     El Diezmo en el Nuevo Testamento.

Cuando Cristo instaura el Nuevo Pacto, queda abolido al anterior (Hebreos 8.13).


Viejo Pacto

Sacerdocio según la descendencia de Aarón, (por sangre).

El Sumo Sacerdote de la Tribu de Leví

Viejo Pacto según la Ley


Nuevo Pacto

Sacerdocio según el orden de Melquisedec. Los pastores reciben un llamado por parte de Dios. (Efesios 4.11; 1 Corintios 12.28)

Ahora de la tribu de Judá (alabanza)

Nuevo Pacto según la Gracia.
Muchos dicen:” Diezmar sigue siendo obligatorio porque era antes de la Ley” yo también pensaba así antes de estudiar en profundidad el tema. Es cierto que diezmar es “antes del tiempo de la Ley”. Lo mismo sucede con los sacrificios:
Caín ofrece un sacrificio que no es acepto por el Señor, Génesis 4.3. Abel hace lo propio y si es acepto al Señor, Génesis 4.4.

Con respecto a los diezmos, vimos al comienzo de este estudio que Abram dio sus diezmos a Melquisedec (Génesis 14.20) y que Jacob se comprometió a entregarlos al Señor en Génesis 28.22

Hoy se enseña que ya no deben hacerse sacrificios cruentos, porque estos pertenecen al Viejo Pacto, aunque fueron instituidos antes de Moisés, pero decretado en la Ley. Pero enseñan a mantener los diezmos, cuando estos también pertenecen al Viejo Pacto, aunque fue instituido antes de Moisés, pero decretado en la Ley.

En todo el Nuevo Testamento no hay una sola ordenanza sobre los diezmos. Si en cambio de ofrendar, porque la Iglesia debe ser sustentada por los que se congregan en ella y la Obra financiada y sostenida por los fieles:

Romanos 15:26: Porque Macedonia y Acaya tuvieron a bien hacer una ofrenda para los pobres que Hay Entre los santos que están en Jerusalén.

1 Corintios 16: 1: En Cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la Manera Que Ordene en las iglesias de Galacia. 2: Cada Primer Día de la semana uno de vosotros ponga Cada aparte algo, según prosperado haya, guardándolo, cuando Que para yo llegue no se recojan entonces ofrendas.

2 Corintios 8:20: evitando Que nadie nos censura en Cuanto a esta OFRENDA abundante Que administramos.


La ofrenda debe ser:

        I.            Voluntaria 1 Corintios 16.1-2
      II.            Generosa 2 Corintios 9.1-5
    III.            Abundante, 2 Corintios 9.5-6. No confundir con limosna.
    IV.            Dada con alegría 2 Corintios 9.7



4.     Conclusión

Somos Ministros competentes del Nuevo Pacto, por lo tanto toda nuestra enseñanza debe estar enfocada en el N. T. Debemos entender que la Iglesia se mantiene por las ofrendas de los fieles. Si amo a Dios, amo a la Iglesia y por lo tanto la sustento con parte de los recursos que Dios me dio.

Si amo a Dios mis ofrendas deben ser voluntarias, abundantes y hechas con alegría.
Si amo a Dios también ofrendaré tiempo, oración y trabajo a favor de los santos.
Si amo a Dios estudio Su Palabra.
Si amo a Dios guardo sus mandamientos. 

Diezmos en el A. T., Diezmos en el N.T., Ofrendas, 

Comentarios

Entradas populares de este blog

ИССЛЕДОВАНИЕ . Мы живем , потому что Бог вдохнул жизнь в нас. По Фабиан Масса.

Дослідження . Один долар і масонські символи . За Фабіан Масса.

STUDY. El culto a la diosa Asera: ¿Es cosa del pasado o esta vigente? By Fabian Massa