Reflexión. Los Mantras en la Iglesia Evangélica Pentecostal. By Fabian Massa

¿Qué tienen que ver los Mantras con la Iglesia Evangélica Pentecostal? 

La primera aparición de la palabra mantra se encuentra en el Rig-veda, el texto más antiguo Hinduista de la India, que data de mediados del II milenio a. C. Allí significaba ―como ‘instrumento del pensamiento’― ‘oración, ruego, himno de adoración, palabra aplastante, canción’[1]

Mantra es una palabra sánscrita que se refiere a sonidos (sílabas, palabras, fonemas o grupos de palabras) que, según algunas creencias, tienen algún poder psicológico o espiritual. Los mantras pueden tener o no significado literal o sintáctico. El término mantra proviene de man- (‘mente’ en sánscrito) y el sufijo instrumental -tra. Se utiliza ante todo para designar las fórmulas en verso y en prosa que se pronuncian durante las ceremonias litúrgicas; esto no debe sorprendernos si consideramos que precisamente es en los rituales donde los gestos, palabras y pensamientos adquieren su máxima eficacia.

¿Qué tienen que ver los Mantras con la Iglesia Evangélica Pentecostal? Participé de un culto en donde el coro cantó una estrofa de cuatro versos repitiendola 120 veces. Lo mismo pasó con las siguientes seis canciones. En total la congregación estuvo casi 90 minutos cantando seis estrofas, repitiéndolas hasta el cansancio. Pero esto es moneda corriente, pasa en casi todas las congregaciones.

Esta gimnasia de repeticiones de una misma estrofa con una cadencia rítmica muy cercana al ritmo cardíaco lleva a la congregación a un estado de relajación, preparando a los individuos a recibir un mensaje de manera más receptiva. Esto es conocido por todo líder de una secta, sargento instructor, gurú de la auto ayuda o político sabe que puede llevar a una multitud a estar todos en una misma frecuencia (un mismo espíritu) simplemente haciéndolos cantar un eslogan o frase repetitiva (técnicas de detención de pensamiento o thought-stopping techniques). 

Entiendo que los Pastores no lo hacen en forma consciente, pero el resultado es el mismo. Lo paradójico es que a la repetición de las seis canciones se le dedico el triple de tiempo que a la predicación de la Palabra.

¿La congregación va a crecer espiritualmente por cantar 120 veces la misma estrofa o será renovada en su entendimiento por la Palabra de Dios?

La Semana 70 está por comenzar, es hora de poner lo que Dios dijo en Primer Lugar. 





Lavado de cerebro, Mantras, técnicas de detención del pensamiento., 

Comentarios

Entradas populares de este blog

ИССЛЕДОВАНИЕ . Мы живем , потому что Бог вдохнул жизнь в нас. По Фабиан Масса.

Дослідження . Один долар і масонські символи . За Фабіан Масса.

STUDY. El culto a la diosa Asera: ¿Es cosa del pasado o esta vigente? By Fabian Massa