Reflexión. Juan 8.31-32: La diferencia entre tocar canciones y tocar la guitarra. Parte I. By Fabian Massa.


Tesoros de Sabiduría comparte con nosotros:"Juan 8.31-32: La diferencia entre tocar canciones y tocar la guitarra. Parte I".

Dedicado a mí esposa.

El año pasado me anoté en el Instituto Canzión de Belgrano, para aprender guitarra. Mi maestro fue Ian, y en la primera entrevista me preguntó:

-¿Quieres aprender a tocar la guitarra o a tocar canciones?
-Pues, ¿no es lo mismo una cosa que otra?
-No, te puedo enseñar algunas canciones, y puedes llegar a tocarlas muy bonitas, pero eso no implica tocar la guitarra. O puedo enseñarte guitarra, y de esa forma luego podrás tocar todas las canciones que quieras.
-Perdón maestro, explícame un poco más…

- La primera opción desde el principio es gratificante, fácil y rápida, pues veras frutos enseguida. Pero siempre necesitarás de un profesor para poder tocar nuevas canciones, serás profesor-dependiente. En cambio la segunda manera es más dura, más lenta, trabajosa y difícil. Tendrás que esforzarte y trabajar duro. Al principio no tocarás nada interesante, pero para el 2° año podrás empezar a tocar las canciones que te gusten y podrás hacer tus propios arreglos, pequeñas improvisaciones y verás tu recompensa.


Elegí la segunda opción, y recién ahora estoy entendiendo el instrumento, voy lento pero seguro y estoy contento. Esta primera entrevista con mi profesor fue muy enriquecedora. Este mismo ejemplo de “tocar la guitarra o canciones” se puede aplicar a muchas cosas, entre ellas al estudio de La Palabra de Dios.


Si aplicamos este principio al estudio de la Biblia, tenemos:

Aprender Canciones: Sería como aprender (del Pastor, del Maestro o de un comentario bíblico) el significado de un texto en particular. Es un proceso rápido, pero me limita al punto de vista del que me ha enseñado.
Aprender la guitarra: Consiste en analizar el texto, buscar de comprender la motivación y el interés del autor para transmitir ese mensaje, poder hacer un bosquejo del mismo punto por punto, también hacer un resumen. Al trabajar un texto de esta manera, podemos hacer una buena paráfrasis, meditar en el mensaje, memorizarlo razonadamente, relacionarlo con otros pasajes. Este texto se habrá hecho carne en nosotros. Trabajar las Escrituras de esta manera nos permitirá abordar temas y los pasajes brotarán solos como un manantial de Agua Viva. De esta manera, podremos tener la libertad de leer varios comentarios bíblicos, incluso de orientaciones intelectuales distintas sin perder lo que La Palabra nos dijo en nuestro corazón en el momento en que la estudiamos a fondo.

Es cierto que la Revelación de La Palabra la trae El Espíritu Santo, pero Jesús recomendó a los judíos que habían creído en Él que conozcan (estudien en profundidad) la Verdad y que de esta manera llegarían a ser verdaderamente libres[1].

—Si se mantienen fieles a mis enseñanzas, serán realmente mis discípulos; y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres. Jn. 8.31 – 32


Este breve pasaje encierra muchas grandes verdades:


    Para ser discípulo de Jesús además de creer en Él hay que seguir sus enseñanzas.
Conocer la Verdad es más que saber la letra de la Palabra. En el griego el verbo traducido “conocer” es ginwsko (ginósko) que significa conocer absolutamente, en total profundidad, íntimamente. Es muy interesante notar que es el mismo verbo utilizado en Mateo 1.25 para decir que José no conoció íntimamente a María hasta después que nació Jesús. Se puede establecer aquí un paralelismo con el matrimonio: De la misma manera que cuando un varón “conoce” íntimamente a su esposa, es decir se une con ella en “una sola carne” (y por lo tanto un solo espíritu) dando nacimiento a los hijos (nueva vida), así el discípulo que tiene comunión íntima con La Palabra (descubriendo así la Verdad) se hace un solo espíritu con Cristo, entonces tendrá una vida renovada.


Jesús era un Maestro que no buscaba que sus discípulos sean dependientes de Él, sino de la Palabra de Dios. Cuando puedas extraer tu pan diario directamente de la Palabra, Dios mismo hablará a tu corazón y tendrás muchos devocionales propios para enriquecer tu vida y también las de los demás.

_______________

[1] http://www.tesorosdesabiduria.com/2013/01/el-conocimiento-de-la-verdadtrae.html ; http://www.tesorosdesabiduria.com/2013/02/knowing-truth-brings-freedom.html


Conocer La Palabra, Biblia, Jesús, Libertad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ИССЛЕДОВАНИЕ . Мы живем , потому что Бог вдохнул жизнь в нас. По Фабиан Масса.

Дослідження . Один долар і масонські символи . За Фабіан Масса.

STUDY. El culto a la diosa Asera: ¿Es cosa del pasado o esta vigente? By Fabian Massa