Profecía. Las razones para creer en Cristo. Parte 1. By Fabian Massa.

Dios profetizo desde el Principio la venida del Mesías



En el post Dios en busca de los hombres[1] el versículo principal es: Y el Verbo se hizo hombre y habitó entre nosotros (Juan 1.14 A, NVI.) Porque es la revelación que Juan recibió del Cielo: El Verbo de Dios, por medio del cual todas las cosas fueron hechas, vino como hombre en Jesús.

Y esta es una de las grandes diferencias que hay entre el cristianismo y las demás religiones: Nosotros no adoramos a un hombre que se haya elevado por medio de la “Iluminación” sino que adoramos al Creador de los Cielos y la Tierra que se hizo hombre por amor a nosotros.

Pero quizá alguno de los lectores preguntará:” ¿Y por qué creer en Jesús o porqué creer en lo que la Biblia dice de Jesús?” ¡¡Es una muy buena pregunta!! Déjenme contarles que hay más de 300 profecías sobre Jesús.

La primera de ellas es sin dudas la promesa que Dios mismo le hizo a Eva en Génesis 3.15:

15 Pondré enemistad entre tú y la mujer,
    y entre tu simiente y la de ella;

su simiente te aplastará la cabeza,

    pero tú le morderás el talón.»


 Tu simiente se refiere al Cristo, quién descendería en línea directa desde Adán y Eva, tal como atestigua Lucas en su evangelio cuando escribe la genealogía de Jesús[2], que comienza diciendo que es hijo de José termina en:

38 hijo de Enós,
hijo de Set, hijo de Adán,
hijo de Dios. Lucas 3.38 NVI.


Pondré enemistad entre tú y la mujer,  y entre tu simiente y la de ella; la serpiente (aquí figura de Satanás) engaño a la mujer y de esta manera se constituye en enemiga de ella y de todos sus hijos.

Su simiente te aplastará la cabeza, pero tú le morderás el talón. Se trata de un conflicto que trasciende los tiempos: En todas las edades Satanás tratará de perder a los hombres de Dios. Esto terminará cuando Satanás sea arrojado por Jesucristo al Lago de Fuego y Azufre de Apocalipsis 20.10. Pero mientras tanto, Satanás, la serpiente antigua, es el enemigo N°1 de Dios y de sus hijos, La Iglesia.



La segunda profecía que aparece en Génesis 49. Cuando Jacobo ya muy anciano bendice a sus hijos antes de morir. Cuando le toca el turno a su hijo Judá, el dice:

10 No será quitado el cetro de Judá
ni el bastón de mando de entre sus pies,

hasta que llegue Siloh;

a él se congregarán los pueblos. Génesis 49.10 NVI.


Esta profecía está aduciendo cual sería la situación política en el tiempo del advenimiento del Cristo (Siloh quiere decir enviado) En ese tiempo, Judá ya no sería un reino independiente, sino que estaría sometido a un poder extranjero (le había sido quitado el “Cetro” símbolo del poder real. En el siglo I era Roma quien imperaba en el “Mundo conocido”) Sin embargo, los pueblos se congregarían al Enviado de Dios, como ocurrió en los tres años de su glorioso ministerio.

En los próximos post, iremos viendo más profecías sobre el Cristo.

La Semana 70 está por comenzar en cualquier momento. ¿Estamos listos?

Comentarios

Entradas populares de este blog

ИССЛЕДОВАНИЕ . Мы живем , потому что Бог вдохнул жизнь в нас. По Фабиан Масса.

Дослідження . Один долар і масонські символи . За Фабіан Масса.

STUDY. El culto a la diosa Asera: ¿Es cosa del pasado o esta vigente? By Fabian Massa