Yihad, la Guerra Santa Islámica, enero 2014. By Fabian Massa.



Las brigadas Yihadistas de Al Qaeda, (en cuyas filas se pueden encontrar hombres de Chechenia, Libia, Yemen, Azerbaiyán, Irán, Pakistán, entre otros países)  ha emplazado a los gobiernos sunies de Siria e Irak.

De momento, el presidente iraquí Al Maliki lucha en solitario, lanzando una fiera ofensiva contra la ciudad de Ramadi, en la que han muerto decenas de yihadistas, y pidiendo a la ciudadanía de Faluya que actúe para expulsar de allí a Al Qaeda, evitando así campañas militares que dañen innecesariamente a la población civil. Al Maliki compareció ayer en la televisión nacional para pedir “a la gente de Faluya y a sus tribus que expulsen a los terroristas” para evitar que “sus zonas residenciales queden a merced del peligro de los enfrentamientos armados”. También dijo que ha dado la orden a los generales de que de momento no entren “en áreas residenciales de Faluya”. En los pasados tres días han fallecido más de 200 personas en esos enfrentamientos[1].

Al menos 274 personas han muerto en primeros días de Enero de 2014 en enfrentamientos entre yihadistas y rebeldes en el norte de Siria, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, mientras el jefe del Frente Al-Nusra llamó al cese de los combates.
El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), que cuenta con una amplia red de activistas en el terreno, precisó que 129 combatientes de los grupos rebeldes moderados han muerto en combates, así como 99 miembros del Estado Islámico de Irak y del Levante (EIIL) y 46 civiles.
Tan sólo este martes, 34 yihadistas extranjeros, pertenecientes en su mayoría al EIIL (vinculado a Al Qaeda) murieron en enfrentamientos con los rebeldes sirios en la zona de Jabal Jawiya, en la provincia de Idlib, en el norte de Siria.
Desde el viernes pasado se desarrollan combates entre tres coaliciones de insurgentes y el EIIL, un grupo originario de Irak que hasta hace poco era un aliado de los rebeldes contra las fuerzas del régimen de Bashar al-Assad.
El líder del Frente Al-Nusra, Abu Mohamed al Yulani, propuso este martes un plan para acabar con los enfrentamientos, que incluye un alto al fuego y un intercambio de prisioneros.
El movimiento yihadista surgió en Siria con el nombre de Frente Al-Nusra en enero de 2012, con la llegada de yihadistas iraquíes dirigidos por Abu Bakr al-Bagdadi, jefe de Al Qaeda en Irak[2].
Si bien los Hermanos Musulmanes han perdido el control de Egipto, los yihadistas están tratando de dominar el terreno en Irak y la devastada Siria.


¿Qué es la Yihad?

El yihadismo es un neologismo occidental utilizado para denominar a las ramas más violentas y radicales dentro del islam político, caracterizadas por la frecuente y brutal utilización del terrorismo, en nombre de una supuesta yihad. La yihad tiene dos manifestaciones: la "yihad menor”, la lucha externa y la "yihad mayor" que es el esfuerzo que todo creyente debe realizar para ser mejor musulmán.

Las enciclopedias suelen definir Yihad como el combate contra infieles y apóstatas en nombre de Alá. La palabra Yihad deriba del árabe yahd que significa “esfuerzo”, especialmente en el sentido guerrero y bélico. Según Samir Khalil, la palabra Yihad se emplea en el Corán con es sentido la lucha por Dios o lucha por el camino de Dios Yihad fi sabil Allah.

La Yihad es un concepto esencial en el Islam, y en consecuencia lo es también su manipulación y abuso por parte de los radicales e islamistas, es uno de los pilares fundamentales sobre los que justifican sus crímenes y atrocidades. Para todo musulmán la Yihad, sea la mayor o la menor constituye la obligación más importante después del cumplimiento de los cinco pilares del islam: la shahada o profesión de la fe, las cinco oraciones diarias, el zaqat o limosna, el ayuno en el sagrado mes del Ramadán y, por último; realizar -si los medios y la salud lo permiten, el hajj o peregrinación mayor a La Meca al menos una vez en la vida.

Existe cierta confusión entre los islamólogos occidentales sobre el verdadero significado de Yihad y las diferencias que existen entre Yihad mayor y menor, muchas veces acrecentada interesadamente por los radicales islamistas.83 Que en numerosas ocasiones definen la Yihad exclusivamente en el significado espiritual del término. Es una forma deliberada de ocultar sus propios propósitos ante la opinión pública. Siendo para los islamistas radicales la acepción importante la bélica.
"En el espíritu de algunos musulmanes, lo que ellos perciben como la actual decadencia de Europa, hace que este sea un momento oportuno para recuperar lo que consideran suyo. No es que todos los musulmanes crean que la conquista del mundo deba tener lugar por medio de una jihad ofensiva: probablemente la mayoría de los musulmanes del mundo no comparten ese punto de vista. Pero si, como me han dicho estudiosos de esta materia, una quinta parte del mundo islámico está profundamente influido por una ideología islamista que enseñan una jihad ofensiva, eso hace 200 millones de personas, y es mucha gente infectada por una enfermedad política que se presenta a sí misma como una convicción religiosa”. George Weigel

La Yihad mayor posee una acepción espiritual que representa el esfuerzo que todo creyente debe realizar para ser mejor musulmán, mejor padre, esposo o persona.La Yihad menor es su acepción guerrera de la Yihad, la acción bélica con un significado religioso.

Si bien la diferencia entre Yihad mayor y menor tiene su importancia y vigencia, la acepción bélica ha sido históricamente más empleada por teólogos y líderes religiosos y la más utilizada en los últimos catorce siglos. En los inicios del Islam tuvo más importancia la Yihad mayor en su acepción de lucha interior y moral. Sin embargo, a medida que imperaba la necesidad de supervivencia que implicaba también la expansión del islam se puso énfasis en el significado bélico.
La Yihad en su concepto bélico ha sido empleada también para legitimar conquistas y dominación de nuevos territorios, pero también para justificar el esfuerzo guerrero, para recuperar tierra islámica y castigar a los enemigos del Islam. Empleando dentro de este marco doctrinal, los procedimientos más brutales e indiscriminados, sanguinarios y desproporcionados.
Un grupo de beduinos combatientes se aproximó al Profeta y éste les dijo: Habéis hecho bien viniendo a la Yihad mayor desde la Yihad menor. Y estos le preguntaron: ¿Qué es la Yihad mayor? A lo que contestó el Profeta: Que el siervo de Dios combate sus pasiones. El Libro de la Guerra (Al Kitab al-Yihad)[3].


¿Cuál es el objetivo de la Yihad?

Es sencillo, como objetivo primario imponer el Islam e los infieles, es decir a todo el Mundo que hoy no confiesa que Allah es dios y Mahoma su profeta. El objetivo secundario es borrar a Israel del mapa. Los grupos más radicales dan la conversión al Islam como única forma de continuar con vida y apuran la realización del Gran Caos para que finalmente se manifiste el Gran Mahdí, su Mesías[4].



La Semana 70 está cada vez más cercana, ¿estamos listos?



Comentarios

Entradas populares de este blog

ИССЛЕДОВАНИЕ . Мы живем , потому что Бог вдохнул жизнь в нас. По Фабиан Масса.

Дослідження . Один долар і масонські символи . За Фабіан Масса.

ARGENTINA, ABORTO: ¿SI o NO?- EL CASO EN ISLANDIA Y OTROS PAISES. BY FABIAN MASSA.