Reflexión. La profecía de la Apostasía. By Fabian Massa.


4 El Espíritu dice claramente que, en los últimos tiempos, algunos abandonarán la fe para seguir a inspiraciones engañosas y doctrinas diabólicas.
1 Timoteo 4.4. NVI.


Pablo, visionario como pocos, supo entender que cizaña de su tiempo crecerían juntamente con los buenos ministros de Dios. Obviamente el Apóstol se refiere a la Iglesia, pues en el Mundo lo malo no es cosa que llame la atención.

Yo, por mi parte, ya estoy a punto de ser ofrecido como un sacrificio, y el tiempo de mi partida ha llegado. 2 Timoteo 4.6. NVI.

Pablo, frente a su próxima muerte y a los “malos tiempos” que se veían venir aconseja a Timoteo lo siguiente:

Predica la Palabra; persiste en hacerlo, sea o no sea oportuno; corrige, reprende y anima con mucha paciencia, sin dejar de enseñar. Porque llegará el tiempo en que no van a tolerar la sana doctrina, sino que, llevados de sus propios deseos, se rodearán de maestros que les digan las novelerías que quieren oír. Dejarán de escuchar la verdad y se volverán a los mitos. Tú, por el contrario, sé prudente en todas las circunstancias, soporta los sufrimientos, dedícate a la evangelización; cumple con los deberes de tu ministerio. 2 Timoteo 4.6. NVI.


Hay mucho por decir, pero en esta oportunidad solo me quiero centrar en tres puntos principales:

1.      Frente a tiempos de oscuridad espiritual (los años siguientes se desataron varias persecuciones donde muchos murieron por martirio, incluso Timoteo) la prédica debe ceñirse aún más a la Palabra de Dios.

2.      El trabajo del pastor debe enfocarse en la enseñanza de la Sana Doctrina, es decir lo que Dios dice.

3.      Pablo anticipa que en los tiempos finales las congregaciones no van a tolerar la sana doctrina, sino que, llevados de sus propios deseos, se rodearán de maestros que les digan las novelerías que quieren oír.

4.      Necesariamente para llenar ese puesto de trabajo se levantarían de entre los mismos creyentes los falsos maestros y pastores. Dichos personajes no van a predicar abiertamente del anticristo, sino que se desviarán sutilmente de las Escrituras y del verdadero Evangelio de Salvación, tal cual vemos hoy donde la predicación está centrada en la “Prosperidad”, “Los Milagros”, “La Unción”, y ya no se habla de arrepentimiento ni de salvación.

Así encontramos a los Mega Pastores, en cuyas prédicas se repiten hasta el cansancio las palabras Recibe más, Recibe más, Recibe más!!!

Y también de los pastores de pequeñas Iglesias, que copian a los “Grandes” sus vicios, deslumbrados por las luces de sus fastuosas iglesias.

Los tiempos son malos, pero también lo eran en los tiempos de Pablo.


Así que no se desanime, si Ud. es líder y su grupo es pequeño: 
Predique La Palabra.


Si Ud. es pastor y su Iglesia es pequeña: 
Predique La Palabra.


Porque Dios ha dicho:

Busquen al Señor mientras se deje encontrar,
    llámenlo mientras esté cercano.
Que abandone el malvado su *camino,

    y el perverso sus pensamientos.
Que se vuelva al Señor, a nuestro Dios,
    que es generoso para perdonar,
    y de él recibirá misericordia.
«Porque mis pensamientos no son los de ustedes,

ni sus caminos son los míos
—afirma el Señor—.
Mis caminos y mis pensamientos
    son más altos que los de ustedes;
    ¡más altos que los cielos sobre la tierra!
10 Así como la lluvia y la nieve

    descienden del cielo,
y no vuelven allá sin regar antes la tierra
    y hacerla fecundar y germinar
para que dé semilla al que siembra
    y pan al que come,
11 así es también la palabra que sale de mi boca:

    No volverá a mí vacía,
sino que hará lo que yo deseo
    y cumplirá con mis propósitos.
12 Ustedes saldrán con alegría.
Isaías 55.6b a 12, NVI.


La Semana 70 está por comenzar. Pronto está el Día en que El Señor separa el trigo de la cizaña. ¿Estamos listos?

Comentarios

Entradas populares de este blog

ИССЛЕДОВАНИЕ . Мы живем , потому что Бог вдохнул жизнь в нас. По Фабиан Масса.

Дослідження . Один долар і масонські символи . За Фабіан Масса.

ARGENTINA, ABORTO: ¿SI o NO?- EL CASO EN ISLANDIA Y OTROS PAISES. BY FABIAN MASSA.