STUDY. Dogma vs. Doctrina. Introducción. By Fabian Massa.

Introducción

Dogma:
En religión es una proposición que se asienta por firme y cierta como principio innegable que no se somete a prueba de veracidad. En su origen (del latín dogma, y este del griego δόγμα) el término podía significar una norma o decreto emitido por una autoridad, o una opinión característica de una escuela filosófica.

Doctrina (del latín doctrina) es un conjunto coherente de enseñanzas e instrucciones. Pueden estar basadas en un sistema de creencias sobre una rama de conocimiento, campo de estudio o ciencia concreta.
La enseñanza implica la interacción de tres elementos: el profesor (docente o maestro); el alumno, (discípulo o estudiante); y el sujeto u objeto del cual procede la fuente confiable de conocimiento, en este caso la Biblia (Los escritos de todos los Autores inspirados por Dios y los Principios Divinos de conducta, la historia, los modelos y las promesas que contiene la Escritura).
Dentro del ámbito de la Iglesia, es necesario diferenciar entre lo que es dogma (norma propuesta por las autoridades como política institucional, necesaria para mantener un orden) de lo que es Doctrina que debe estar fundamentada en La Palabra de Dios.

Es necesario tener en claro la diferencia entre dogma y doctrina. A muchos les conviene que las congregaciones no entiendan que es lo uno y lo otro. De esta manera hacen pasar sus ordenanzas como algo santo, indiscutible e inobjetable. Ordenan cualquier cosa y ante el mínimo atisbo de protesta, la autoridad esgrime que hay un “Espíritu inmundo de Rebeldía”. Que la bendición está en la obediencia (y que esta debe ser ciega, sorda y muda) cuando la obediencia es hacia la Palabra de Dios y las cosas que están de acuerdo con la Biblia.
Algunos ministros trasladan la “Infalibilidad Papal” para aplicarla al pastor, resultando entonces que el “Pastor es Infalible” lo cual, obviamente no es cierto.
Por otra parte, si prestamos atención a la definición de enseñanza, podemos ver que claramente los actores son tres:
       I.        Los profesores, docentes, maestros o instructores
      II.        Los alumnos o discípulos
     III.        El objeto del conocimiento
Esto podrá parecerles una perogrullada, pero es obvia que el que enseña debe saber, tener un conocimiento integral del objeto de la enseñanza. Bíblicamente podemos observar que las diferencias entre los que se ocupaban de enseñar y los discípulos era enorme, aquí van algunos ejemplos:
a.     El más notorio es el de Jesús y los discípulos.
b.    A fin de poner algo menos extremo también podemos citar a Pablo con Timoteo o Tito.
c.     El autor de Hebreos y sus discípulos (que aparentemente estaban siempre estancados en las lecciones de Hebreos 5 y no conseguían pasar a las de Hebreos 6)
Y así podemos seguir con los demás hombres de Dios que aún hoy nos enseñan a través de las Escrituras.
Es necesario que formemos más maestros, que podamos dar en las congregaciones una instrucción integral. Yo resido en Buenos Aires, capital de la República Argentina. Aquí en los últimos 20 años la educación se ha ido desmejorando rápidamente. De las personas que se acercan a la Iglesia Evangélica, un 70% son analfabetos funcionales, es decir saben leer, escribir, han terminado sus estudios primarios y cursado parte de los secundarios, saben manejar medianamente la tecnología. Sin embargo leen tan mal que no pueden interpretar los textos. Para colmo se les da a leer una Biblia versión RV 60, en un español del año 1603. Si a esto le agregamos que la mayoría de los instructores (Lideres de grupo) están más o menos en su misma condición, podemos entender los resultados: Congregaciones que después de 25 años de iglesia no han leído ni siquiera la Biblia entera ni logran entenderla.

Sin lugar a dudas necesitamos más maestros que además de estar llenos del Espíritu Santo se encuentren bien formados y entrenados, a fin de sacar de la iglesia todas las enseñanzas sin base bíblica, los dogmas nacidos de malas interpretaciones, las tradiciones sin fundamento bíblico, etc…


La Semana 70 está por comenzar y la gran mayoría del pueblo de Dios está sin entender lo básico. Es necesario formar maestros para poder formar discípulos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ИССЛЕДОВАНИЕ . Мы живем , потому что Бог вдохнул жизнь в нас. По Фабиан Масса.

Дослідження . Один долар і масонські символи . За Фабіан Масса.

STUDY. El culto a la diosa Asera: ¿Es cosa del pasado o esta vigente? By Fabian Massa