Reflexión. Un buen maestro cristiano es un gran contador de historias.

Uno de los secretos de los llamados “Grandes” comunicadores, es que saben contar buenas historias. Dentro de la fe, el más grande fue, sin dudas, el mismo Jesús: Sus parábolas son tan interesantes y encierran tanta sabiduría que siguen vigentes 2.000 años después.

Un narrador de historias exitoso es aquél que logra captar la atención de sus oyentes. En una de las clases estaba compartiendo esto y uno de los discípulos objetó que esto de “saber contar la Biblia como si fuera una historia o una película” era solo para los Pastores o evangelistas que predican desde el púlpito, y ese el pensamiento de muchos. Sin embargo Dios nos llama a predicar la Palabra primeramente en casa:

4 »Escucha, Israel: El Señor nuestro Dios es el único Señor.[a] 5 Ama al Señor tu Dios con todo tu *corazón y con toda tu *alma y con todas tus fuerzas. 6 Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. 7 Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. 8 Átalas a tus manos como un signo; llévalas en tu frente como una marca; 9 escríbelas en los postes de tu casa y en los *portones de tus ciudades. Dt. 6.1 – 9 NVI.

Cuando una persona se “Graba” en el corazón (entendimiento = mente) la Palabra de Dios, la hace propia y esto significa que puede recitarlas en sus propias palabras (paráfrasis) Esta es una clave de los hombres de Dios que tienen predicaciones exitosas (es decir que logran que el pueblo escuche y asimile la prédica) y de los maestros exitosos (es decir aquellos que no duermen a sus alumnos sino que los entusiasman para que estudien).

Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. “Hablarle de la Biblia” significa explicarla, expandirla, interpretarla para que el otro la pueda asimilar.

Átalas a tus manos… llévalas en tu frente habla de que tengamos un testimonio acorde con aquello que predico.

Un contador de historias exitoso, que hizo propia La Palabra (la tiene grabada en su corazón) puede hablar sin tener que leer todo. Es el mismo caso del músico que realmente hace disfrutar de su canción: No está atado a la partitura.

La Gran Comisión empieza por casa (Jerusalén) cuando logremos que nuestra esposa e hijos estén entusiasmados por la Biblia a causa de nuestra predicación, ya seremos “predicadores y maestros exitosos”.

La Semana 70 está por comenzar, empecemos a predicar en casa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ИССЛЕДОВАНИЕ . Мы живем , потому что Бог вдохнул жизнь в нас. По Фабиан Масса.

Дослідження . Один долар і масонські символи . За Фабіан Масса.

STUDY. El culto a la diosa Asera: ¿Es cosa del pasado o esta vigente? By Fabian Massa