Reflexión. Los grupos radicales y la "Teoría Conspirativa". By Fabian Massa.




Una característica de todo grupo radical, es que tienen un “relato” una percepción particular de la realidad. Cuando estos grupos llegan al poder, anulan todo intento de grupos que no están alineados con su “modelo”.

Si el ámbito es la política, las facciones contrarias serán “los opositores golpistas”, “la cadena del desánimo” como suele decir la Sra. Cristina Kirchner[1] o algún descalificativo por el estilo, ya que los fundamentalistas no argumentan para defender su modelo, sino que usualmente defenestran y descalifican a la oposición[2].

Para sostener esta situación los grupos radicales adoptan la teoría de la conspiración o teoría conspirativa, que  puede definirse como la tentativa de explicar un evento o una cadena de eventos, sucedidos o todavía por suceder, ya sea percibida o real, (comúnmente de importancia política, social, económica, o histórica), por medio de la existencia de un grupo secreto muy poderoso, extenso, de larga duración y, generalmente, malintencionado. La hipótesis general de las teorías conspirativas es que sucesos importantes en la historia han sido controlados por manipuladores que organizan los acontecimientos desde «detrás de escena» y/o con motivos nefastos o por lo menos egoístas.[3]

En el caso de la política, los radicalizados que ocupan el poder (que a si mismo se suelen llamar “revolucionarios”) suelen acusar a la “cobarde oposición” de sus propios fracasos.


La mejor forma de entender algo es dando un ejemplo

Un caso actual y muy difundido es lo que lamentablemente viene sucediendo en Venezuela: El grupo que gobierna este hermoso país ocupa el poder desde hace más de 20 años. A pesar de que han gobernado de manera absoluta, (es decir, sin que la oposición pudiese hacer nada) las políticas del gobierno han llevado a Venezuela a una emergencia económica, financiera, energética, alimentaria, industrial. Esta Emergencia Total ha sido reconocida y declarada por el propio gobierno.

El país vive en "emergencia económica, alimentaria y eléctrica" decretada por el gobierno.
Los casi 100.000 millones de dólares que ingresan por la venta del petróleo no son suficientes para paliar la escasez y el desabastecimiento de alimentos (aceite, carne, lentejas, margarina, frijoles, queso, harina, leche...) y productos básicos, que provoca largas colas y mucha "arrechera", palabra que el venezolano utiliza para resumir su estado de enfado.
La mitad de los hospitales padecen "cierre técnico" y sobreviven con una tercera parte de las camas, sin insumo ni equipos; el 70% de las rutas presentan problemas de mantenimiento y los cortes eléctricos continúan después del gigantesco apagón nacional de principios de septiembre.
Pero si algo sufren en sus carnes las clases populares, además de la escasez (que superará el 45% de subida al final del año, una de las más altas del mundo) y de la inflación que sube los precios cada semana, es la violencia que devora a una sociedad en la que la muerte se convirtió en algo tan cotidiano como la vida.
"La realidad económica está por desbordar al gobierno y puede producir un colapso", señaló Leopoldo Puchi, agudo analista cercano a las posiciones del gobierno.
Rocío San Miguel, presidenta de Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada, fue aún más vehemente en su artículo de opinión del jueves pasado.
"En Venezuela, o hay diálogo para la paz, con reconocimiento y respeto para la oposición, al disenso y a la crítica, o hay estallido social, como advierte Cabello. Un tema urgente, por cierto, que ya empieza a discutirse en el seno de la fuerza armada nacional..."[4]
Sin embargo las autoridades no se hacen cargo de su fracaso sino que le echan la culpa a la oposición (que hace 20 años que no lleva adelante ningún acto de gobierno), en un ejemplo clásico de cómo funciona la “Teoría Conspirativa”.


Los Fundamentalistas en la Iglesia de Cristo.

Los grupos radicalizados, autodefinidos como ortodoxos o fundamentalistas (donde su fundamento es el único verdadero) están infiltrados en todas las organizaciones: Políticas, militares, económicas, religiosas y por supuesto también en la Iglesia de Cristo.

Para los ortodoxos cristianos, ellos son los únicos puros, los Elegidos, los que serán arrebatados en el Día de la Ira, los que gobernarán en el Milenio, en fin los que serán Salvos. Todos los que no concuerdan 100% con sus ideas son unos inconversos, humanistas infiltrados, creyentes tibios, falsos maestros, falsos profetas, apostatas, murmuradores, personas que critican porque tienen una raíz de amargura, etc, etc, etc.

La Palabra de Dios nos enseña que debemos guardar nuestro corazón (Proverbios 4.23), porque de él mana la vida. La soberbia, el descalificar al otro, el menosprecio o llanamente desprecio contamina nuestro corazón y nos expone al pecado exactamente igual que la crítica, la murmuración o cualquier otro pecado.
También nos enseña que  el que crea estar firme, mira que no caiga (1 Corintios 10.12)
En Lucas 18.10 Jesús cuenta una parábola, en donde un fariseo y un publicano[5] habían entrado al Templo a orar[6].

El publicano se reconoce como pecador, se arrepiente delante de Dios y sale perdonado. El fariseo se compara con el publicano y al verse mejor que el otro, se cree justo delante de Dios, y sale del Templo condenado.

Dios nos llama a revisar constantemente nuestra posición, no en comparación con otros, sino con la Palabra de Dios.


La Semana 70 está por comenzar. Solo Cristo Salva.
¿Cómo está nuestro corazón?




[1] Presidente de la Republica Argentina desde el 10 /12 2007.
[2] La falacia del hombre de paja consiste en caricaturizar los argumentos o la posición del oponente, tergiversando sus palabras o cambiando su significado para facilitar un ataque lingüístico o dialéctico.1 Su nombre hace alusión a que el argumentador no combate los argumentos contrarios, sino una imitación falsa y vulnerable de los mismos, a fin de dar la ilusión de vencerlos con facilidad. http://es.wikipedia.org/wiki/Falacia_del_hombre_de_paja

Comentarios

Entradas populares de este blog

ИССЛЕДОВАНИЕ . Мы живем , потому что Бог вдохнул жизнь в нас. По Фабиан Масса.

Дослідження . Один долар і масонські символи . За Фабіан Масса.

STUDY. El culto a la diosa Asera: ¿Es cosa del pasado o esta vigente? By Fabian Massa