NEWS. El Día de Jerusalén, 2013. By Fabian Massa

Mahmud Ahmadineyad

Las declaraciones de Mahmud Ahmadineyad y Hasan Rohaní nos recuerdan la fragilidad de la paz en Oriente Medio y que el fantasma de la batalla de Armagedon puede estallar en cualquier momento.

El Día de Jerusalén[1] es una jornada de fiesta Nacional que conmemora la liberación de la ciudad y su reunificación tras la Guerra de los Seis Días[2] (1967). Se celebra el 28 de lyar (entre mediados  y finales de mayo).
La postura del Presidente saliente de Irán, Mahmud Ahmadineyad frente a Israel es conocida por todo el Mundo. En estos ocho años de su gobierno sus discursos fueron siempre corrosivos en referencia a Israel. 

Dispuesto a aprovechar hasta su último minuto en el cargo, el jefe del Gobierno saliente ha utilizado el Día de Jerusalén para repetir su conocida retórica de cuestionar el Holocausto, acusar a Occidente de apoyar ciegamente a Israel a pesar de su ocupación de tierras palestinas y anunciar una inminente intervención divina para acabar con esa injusticia:
“Una gran tormenta que aniquilará a los sionistas está de camino (…) pronto la mano de Dios remediará la ocupación israelí de Palestina”, ha proclamado Ahmadineyad ante varios miles de fieles reunidos en la Universidad de Teherán para la plegaria de mediodía. Antes de llegar ahí, el locuaz presidente había logrado relacionar sionismo, colonialismo y esclavitud para intentar argumentar que “la presencia de los sionistas en Oriente Próximo es el resultado del proyecto de dominación de las potencias hegemónicas”.

 A pesar del recambio de autoridades en Irán,  la esperanza de que con el nuevo Presidente Hasan Rohaní las cosas pudieran ser mejores, se han evaporado frente a sus últimas declaraciones en el reciente Día de Jerusalén:
Hasan Rohaní ha dicho que la ocupación de Palestina ha infligido una “herida” al mundo islámico. Sin embargo, por causas que no se han aclarado, una primera rendición de sus palabras por la agencia semioficial ISNA le atribuía haber dicho que “el régimen sionista es una herida en el cuerpo del mundo musulmán y necesita ser eliminada”, algo que recordaba la idea de “un cáncer que hay que extirpar” de Ahmadineyad.


Poco después, la cadena estatal PressTV ha transmitido la declaración de Rohaní con la siguiente traducción: “Después de todo, en nuestra región ha habido una herida durante años en el cuerpo del mundo islámico bajo la sombra de la ocupación de la tierra sagrada de Palestina y de la querida Jerusalén”.

El daño ya estaba hecho. Reaccionando a la traducción de ISNA, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha dicho que Rohaní había mostrado sus verdaderos colores y que sus palabras “deben despertar al mundo de la ilusión en que parte de él se ha situado desde las elecciones iraníes”.



Comentarios

Entradas populares de este blog

ИССЛЕДОВАНИЕ . Мы живем , потому что Бог вдохнул жизнь в нас. По Фабиан Масса.

Дослідження . Один долар і масонські символи . За Фабіан Масса.

STUDY. El culto a la diosa Asera: ¿Es cosa del pasado o esta vigente? By Fabian Massa