STUDY. La Profecía de Los Falsos Maestros. By Fabian Massa



2 En el pueblo judío hubo falsos profetas, y también entre ustedes habrá falsos maestros que encubiertamente introducirán herejías destructivas, al extremo de negar al mismo Señor que los rescató. Esto les traerá una pronta destrucción. 2 Muchos los seguirán en sus prácticas vergonzosas, y por causa de ellos se difamará el camino de la verdad. 3 Llevados por la avaricia, estos maestros los explotarán a ustedes con palabras engañosas. Desde hace mucho tiempo su condenación está preparada y su destrucción los acecha.
2 Pedro 2.1 – 3


El pasaje es muy claro, Pablo nos anticipa que lo que ya se veía en su tiempo era algo que llegó para quedarse: Personas que entendieron que el evangelio también puede ser un “Buen Negocio”.

La estrategia de estos predicadores es sutil, (encubiertamente introducirán herejías destructivas) porque los cambios que harán son ínfimos pero vitales.

Uno de estos cambios consiste en predicar constantemente un mensaje de salvación de los problemas cotidianos mediante la impartición del “Ungido” convirtiéndose de esta manera el predicador en una especie de “Manosanta” (Gurú) que por la imposición de manos o por la “Declaración de Poder” solucionará todas las dificultades de su congregación.

Pero la Escritura tanto en el A. T como en el N T  dice otra cosa, que las bendiciones siguen a los que al menos están intentando sinceramente caminar conforma a lo que Dios dice:

a.       Antiguo Testamento, Deuteronomio 28.1 – 6. (NVI)
»Si realmente escuchas al Señor tu Dios, y cumples fielmente todos estos mandamientos que hoy te ordeno, el Señor tu Dios te pondrá por encima de todas las naciones de la tierra. Si obedeces al Señor tu Dios, todas estas bendiciones vendrán sobre ti y te acompañarán siempre:
»Bendito serás en la ciudad,
    y bendito en el campo.
»Benditos serán el fruto de tu vientre,
    tus cosechas, las crías de tu ganado,
los terneritos de tus manadas
    y los corderitos de tus rebaños.
»Benditas serán tu canasta
    y tu mesa de amasar.
»Bendito serás en el hogar,
    y bendito en el camino.[a]


b.      Nuevo Testamento, por favor leamos Mateo 6.25 -33 (NVI)
25 »Por eso les digo: No se preocupen por su *vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa? 26 Fíjense en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas? 27 ¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida?[c28 »¿Y por qué se preocupan por la ropa? Observen cómo crecen los lirios del campo. No trabajan ni hilan; 29 sin embargo, les digo que ni siquiera Salomón, con todo su esplendor, se vestía como uno de ellos. 30 Si así viste Dios a la hierba que hoy está en el campo y mañana es arrojada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, gente de poca fe?31 Así que no se preocupen diciendo: “¿Qué comeremos?” o “¿Qué beberemos?” o “¿Con qué nos vestiremos?” 32 Porque los *paganos andan tras todas estas cosas, y el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan. 33 Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. 34 Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas.


Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.  Las cosas que necesitamos vendrán como consecuencia de vivir conforme a lo que Dios dice.
De nada vale que el Ungido haga una “Declaración de Poder” y que Ud. La selle con una importante ofrenda de dinero si Ud. está viviendo fuera de la voluntad de Dios.

Sepa que Ud. no puede comprarle a Dios Su bendición. A Él no le hace falta dinero para que tenga que salir a hacer una “Barata” (oferta con rebajas) de bendiciones.

Amigo, entienda que cuando “Pacta con el Señor” por su milagro es para que “El Ungido” se pueda cambiar el auto o comprarse un traje nuevo, no está sembrando en el Reino sino en la economía del “Falso Maestro”.


Lo único que tiene valor para Dios es la obediencia a Su Palabra:
31 Jesús se dirigió entonces a los judíos que habían creído en él, y les dijo:
—Si se mantienen fieles a mis enseñanzas, serán realmente mis discípulos; 32 y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres. Juan 8.31-32 NVI.


Lo único que Dios reconoce como amor es la obediencia a Su Palabra:
15 »Si ustedes me aman, obedecerán mis mandamientos. Juan 14.15 NVI
Despierte amigo, no hay ofertas de Cristianismo Fácil, las bendiciones vienen por la obediencia.
No pierda más dinero, deje de “Pactar por los milagros” porque los milagros Dios los hace con los inconversos para favorecerlos y para que crean. Los creyentes tenemos las promesas de Dios (que son Si y Amén) y la Fe para creerlas.
Y no solo estás perdiendo dinero, sino que también está en juego tu salvación. No puedes comprar tu entrada al Reino con un “Pacto de dinero”, ya que solo entrarán los que andan en el Camino:
Habrá allí una calzada
    que será llamada *Camino de *santidad.
No viajarán por ella los *impuros,
    ni transitarán por ella los necios;
    será sólo para los que siguen el camino.
No habrá allí ningún león,
    ni bestia feroz que por él pase;
¡Allí no se les encontrará!
    ¡Por allí pasarán solamente los redimidos!
10 Y volverán los rescatados por el Señor,
    y entrarán en *Sión con cantos de alegría,
    coronados de una alegría eterna.
Los alcanzarán la alegría y el regocijo,
    y se alejarán la tristeza y el gemido.
Isaías 35.8-10 NVI


Aléjese de esos predicadores, apague esos programas donde se la pasan pactando por un carro nuevo, por un ascenso, por cosas banales que hoy están y mañana no. Despiértese  no se deje engañar por los Falsos Maestros.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ИССЛЕДОВАНИЕ . Мы живем , потому что Бог вдохнул жизнь в нас. По Фабиан Масса.

Дослідження . Один долар і масонські символи . За Фабіан Масса.

STUDY. El culto a la diosa Asera: ¿Es cosa del pasado o esta vigente? By Fabian Massa