STUDY. La Semana 70: El porqué del titulo. By Fabian Massa.


La “Semana 70”es la última semana de años de la profecía que se relata en el capítulo IX del libro de Daniel. Para poder entender la profecía es necesario comprender el contexto histórico y el bíblico de Daniel IX.


A. Un poco de historia


En el año 538 a.C. el ejército de Ciro rey de Persia, quien venía de conquistar los territorios de territorios de Media[1], Siria y Lidia[2] puso sitio a la ciudad de Babilonia. Según Heródoto[3], en la noche del 12 de octubre del 539 a.C., Nabónido fue asesinado[4]. Los sacerdotes de Marduk traicionaron a Nabónido (2° Señor del Reino ya que el 1° Señor era Nabopolasar) y abrieron todas las puertas interiores de las calles que daban al río[5], pues había paredes con puertas a ambos lados del Éufrates, asimismo las puertas del palacio también fueron dejadas abiertas, de manera que la ciudad resultó accesible por todas partes.

Gobrias [6], general del ejerció persa, entró sin batalla[7] [en Babilonia el 12 de octubre del 539 a. C., llegando Ciro varios días más tarde. Darío[8] fue designado como gobernador de Babilonia, y se nombraron subgobernadores en las provincias menores. Para la conquista de Babilonia, Ciro tuvo el sustancial apoyo del sacerdocio babilonio, que estaba enfrentado con Nabónido a causa de sus reformas religiosas.



Daniel relacionó la caída de Babilonia con el fin del exilio del pueblo judío. Los judíos habían sido deportados a Babilonia por Nabucodonosor en el año 586 a.C. En el libro de Jeremías 39.1 - 2 leemos: "En el año noveno de Sedequías, rey de Judá, en el décimo mes, Nabucodonosor, el rey de Babilonia, llegó con todo su ejército contra Jerusalén y la sitiaron. En el año once de Sedequías, en el cuarto mes, en el día noveno del mes, se abrió una brecha en la ciudad y todos los príncipes del rey de Babilonia entraron en ella..."Jeremías había profetizado que el pueblo de Judá pasaría 70 años [9] en el destierro sirviendo al rey de Babilonia (Jr. 25.11).

El texto relata que Daniel estaba orando, confesando el pecado de la Nación Judía y pidiendo perdón a Dios cuando el ángel Gabriel se le presenta en visión y le explica las cosas que están por venir:

22“Daniel, he venido en este momento para que entiendas todo con claridad. 23 Tan pronto como empezaste a orar, Dios contestó tu oración. He venido a decírtelo porque tú eres muy apreciado. Presta, pues, atención a mis palabras, para que entiendas la visión.24 » ”Setenta semanas han sido decretadas para que tu pueblo y tu santa ciudad pongan fin a sus transgresiones y pecados, pidan perdón por su maldad, establezcan para siempre la justicia, sellen la visión y la profecía, y consagren el lugar santísimo. 25 »”Entiende bien lo siguiente: Habrá siete semanas desde la promulgación del decreto que ordena la reconstrucción de Jerusalén hasta la llegada del príncipe elegido. Después de eso, habrá sesenta y dos semanas más. Entonces será reconstruida Jerusalén, con sus calles y murallas. Pero cuando los tiempos apremien, 26 después de las sesenta y dos semanas, se le quitará la vida al príncipe elegido. Éste se quedará sin ciudad y sin santuario, porque un futuro gobernante los destruirá. El fin vendrá como una inundación, y la destrucción no cesará hasta que termine la guerra. 27 Durante una semana ese gobernante hará un pacto con muchos, pero a media semana pondrá fin a los sacrificios y ofrendas. Sobre una de las alas del templo cometerá horribles sacrilegios, hasta que le sobrevenga el desastroso fin que le ha sido decretado.” » Dn. 9.22 – 27 NVI

El ángel Gabriel le explicó cómo debían entenderse los setenta años de desolación anunciados por Jeremías. Se trata de setenta semanas de años, que caen en tres períodos:



I. Un primer período de siete semanas de años: Este período cuarenta y nueve años, se extenderá desde la salida de la “palabra” (el decreto) para la reconstrucción de Jerusalén hasta “el ungido, un príncipe”. Los eruditos dicen que este decreto sería el que firmó Artajerjes I de Persia en el 445 a.C. (Neh. 2. 7 – 9) en el cual autoriza a Nehemías a reconstruir la ciudad de Jerusalén[10]. Otro decreto que ordena la reconstrucción del templo es el de Ciro I “El Grande (año 539 a.C.) [11] ”que permitió la partida de Esdras, escriba y maestro de la Ley quien introdujo la reforma religiosa y dio formato a la Biblia Hebrea [12] (el A.T. de nuestras Biblias) [13] Es importante relacionar los distintos textos bíblicos en función del momento histórico, de esta manera uno empieza a entender que todo es obra del Espíritu Santo, pues humanamente es imposible ligar de manera tan perfecta los acontecimientos[14]. La ciudad de Jerusalén y el Templo de Esdras se terminaron de reconstruir aproximadamente en el 400 a.C. en tiempos del profeta Malaquías.

II. De sumar la primera etapa de 49 años (1 semana de años) + la 2° de 434 años (62 semanas) nos da la época durante la cual se manifestaría el Ungido (El Mesías). Entonces tenemos 49 + 434 = 483 años. Como los judíos utilizaban un calendario Lunar (año = 360 días) para calcular la aparición del Mesías debemos convertirlos en años solares (365 días): 483 x 360 días = 173880 días/ 365 = 476.34 años solares. Años de la salida del decreto de Artajerjes -445 a.C. + 476.34 de la profecía = entre el año 30 y el 31 d.C. sería la manifestación del Mesías. Esto concuerda con la información que da la Biblia: Jesús mismo al comenzar su ministerio era como de treinta años Lc. 3.23 A es decir alrededor del año 30 d.C.

III. 26después de las sesenta y dos semanas, se le quitará la vida al príncipe elegido. En el tercer año del ministerio de Cristo, este fue crucificado. Éste se quedará sin ciudad y sin santuario, porque un futuro gobernante los destruirá. En Mt. 24.2 Jesús mismo confirma esta profecía cuando dice: ¿Veis todo esto? De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra que no sea derribada. Y Jesús se estaba refiriendo al Templo y a la ciudad de Jerusalén. Con respecto al tiempo de esos sucesos Jesús anunció: 34 De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. En ese tiempo una generación abarcaba 40 años. Lo cual se cumplió porque en el año 70 durante la gran revuelta judía contra Roma, el Emperador envió a Jerusalén al Gral. Tito, quien arraso la ciudad y el Templo, matando a un millón de personas.

IV. Es importante entender que entre la semana 69 y la 70 Dios ha interpuesto un tiempo de Gracia en el cual todos tenemos la oportunidad de arrepentirnos y volvernos a Dios, antes que se desaten los acontecimientos finales. En la última semana un príncipe destructor (el Anticristo) hará alianza con muchos. Habrá paz durante los primeros tres años y medio pero luego traicionará la alianza y hará que cesen el sacrificio y la oblación y que reine la abominación de la desolación, hasta que encuentre su destino.

V. Los acontecimientos de la semana 70 están perfectamente profetizados. Algunas cosas ya se han cumplido y otras están a la espera. Pero esto va para las próximas charlas.




También pueden seguir las publicaciones de la Semana 70 y Tesoros de Sabiduría en:
Semanasetenta.com





[1] A pesar de que las fronteras de Media nunca estuvieron perfectamente fijadas, su territorio correspondía al noroeste del actual Irán. Su capital fue Ecbatana, la actual ciudad de Hamadán. Su parte oeste está dominada por los Mtes. Zagros y limitaba con Asiria, al sur con Elam y Persis (Fars), en el árido este con Partia, y al norte, Media estaba separada del mar Caspio y Armenia por los montes Elburz.


[2] Lidia o Reino de Lidia fue una región histórica situada en el oeste de la península de Anatolia, en lo que hoy son las provincias turcas de Izmir y Manisa. Fue reino e imperio desde la caída del Imperio Hitita hasta su conquista por los persas, según unas fuentes desde el 1300 a. C. y, según otras, desde el 718 hasta el 546 a.C.

[3] Heródoto de Halicarnaso fue un historiador y geógrafo griego que vivió entre el 484 y el 425 a.C.


[4]  Daniel 5.30


[5] En los tiempos en que reinó Nabónido[5] en Babilonia (entre el 556 y 539 a.C.), la ciudad de Babilonia se extendía sobre una superficie de aproximadamente 850 ha. Gracias a la arqueología hoy se sabe que en esa época, la ciudad era casi rectangular (unos 2400 m x 1600 m). Fuertemente amurallada y dividida en dos zonas de área desigual por el río Éufrates. A la muralla exterior Nabucodonosor II le agregó una segunda muralla interna. Nabónido a su vez añadió una muralla interior entre la ciudad y el río, creando una nueva puerta para el paso por el puente al lado oeste de la ciudad[5]. En esencia, Babilonia era una sucesión de recintos amurallados, unos dentro de otros, regulados geométricamente mediante ángulos rectos. La muralla del recinto interior consistía en un doble cinturón defensivo de 7 metros de anchura, al que se le añadía un foso conectado con el río que la rodeaba. El espacio entre los dos muros, de unos 12 m, estaba rellenado con tierra en toda su altura. Había una torre cada más o menos 50 m, con lo que se calcula que hubo cerca de 350. La defensa se completaba con rejas de broce con cerrojos de hierro sumergidas en el Éufrates, allí donde terminaban las murallas, para evitar que el enemigo pudiera vadear el río por sus zonas menos profundas. Estas son las rejas a que se refiere la Escritura en Is. 45.2B.

[6] Gobrias noble persa general de Ciro el Grande. Jugó un papel importante en la captura persa de Babilonia en octubre del 539 a. C. http://es.wikipedia.org/wiki/Ciro_II_el_Grande#cite_note-3

[7] La idea de conquista no violenta es presentada por la Crónica de Nabónido y el Cilindro de Ciro. No obstante, documentos administrativos indican reparaciones en las fortificaciones de Babilonia meses después de su conquista.


[8] Darío el Medo según el libro bíblico de Daniel fue el sucesor en el trono del rey caldeo Belsasar (Nabónido) cuando las fuerzas persas de Ciro II “El Grande” conquistaron la ciudad de Babilonia. Para aquel entonces Darío tenía unos sesenta y dos años. Reinó de 539 a 537 a. C. como el gobernante real sobre el Imperio medopersa. A Darío de Persia de lo identifica como el hijo de Asuero de la descendencia de los medos. Aparte de la información que hay en la Biblia, no se sabe nada definitivamente acerca de Darío el Medo. http://es.wikipedia.org/wiki/Dario_el_Medo

[9] Los setenta años de la desolación de Jerusalén comenzaron en el año 586, con la destrucción del Templo de Yavé y duraron hasta el 516 con la inauguración del nuevo Templo. Whitley también concuerda con esto en su obra Vetus Testamentum vol. IV pag. 60 a 62.

[10]  Esdras y Nehemías son un solo libro en las escrituras hebreas, porque son parte del mismo relato. De hecho, los libros de Esdras, Nehemías y Ester corresponden todos ellos al mismo período general de la historia de Israel. En el libro de Esther, ella era la esposa del rey Asuero de Persia, el Artajerjes que se menciona en los primeros capítulos de Nehemías. Cuando Nehemías acudió al rey: "Entonces el rey (y la reina estaba sentada junto a él)…. esa reina podría haber sido ser Ester. (Neh. 2.6) Concretamente, Esdras y Nehemías relatan los hechos acaecidos en un siglo entero, desde 538 a.C. (decreto de Ciro de Persia, Is. 45.1 -4) hasta el fin de la actividad de Nehemías en el 432 a.C.

[11] El Edicto de Ecbatana: (Ecbatana: Ciudad que fue adoptada por Ciro como capital de Media en 549 a.C.) 2Cr.36.22 - 23: Mas al primer año de CIRO rey de los persas, para que se cumpliese la palabra de Jehová por boca de Jeremías, Jehová despertó el espíritu de CIROrey de los persas, el cual hizo pregonar de palabra y también por escrito, por todo su reino, diciendo: 23 Así dice CIRO, rey de los persas: Jehová, el Dios de los cielos, me ha dado todos los reinos de la tierra; y él me ha encargado que le edifique casa en Jerusalén, que está en Judá. Quien haya entre vosotros de todo su pueblo, sea Jehová su Dios sea con él, y suba. El decreto de Ciro fue descubierto por Hormuzd Rassam (1826-1910) en la biblioteca de Asurbanipal en Nínive. Actualmente se conserva en el Museo Británico. En el decreto Ciro acusa a Nabónido de no proteger y cuidad la tierra y los habitantes de Babilonia. Nabónido se había puesto en contra a la clase sacerdotal de Babilonia a modificar el culto de Marduk, dios soberano de la asamblea politeísta de babilonia. Además obligó al pueblo a prestar servicios obligatorios al estado por un año. La clase sacerdotal y los principales de Babilonia entregaron a la ciudad a Ciro, con la promesa de este de restaurar los cultos a los distintos dioses. Paralelos del A. T. de Victor Matthews y Don Benjamin. Ed. Sal Terrae, página 195.

[12] Esdras, como servidor del Templo de Jerusalén, intenta demostrar que la única forma lógica de gobierno para Israel es la teocracia. Sigue, por tanto, el canon conocido como “Historia Deuterocanónica” (que ya estaba terminado cuando él comienza a componer Esdras) formado por los libros Deuteronomio, Josué, Jueces I y II Samuel I y II y Reyes I y II. http://es.wikipedia.org/wiki/Libro_de_Esdras

[13] Biblioteca de Consulta Microsoft ® Encarta ® 2005. © 1993-2004 Microsoft Corporation.

[14] Hay una relación entre Dn. 5 y Dn. 9 con la caída del Imperio Babilónico a manos de Ciro I. Esta conquista fue profetizada por Isaías (Is. 45.1 – 4) El decreto de Ciro se cumple en el Libro de Esdras. De la misma manera que el decreto de Artajerjes se cumple en el libro de Nehemías. El exilio y su duración de 70 años habías sido profetizadas por Jeremías (Jr. 25.11)

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

ИССЛЕДОВАНИЕ . Мы живем , потому что Бог вдохнул жизнь в нас. По Фабиан Масса.

Дослідження . Один долар і масонські символи . За Фабіан Масса.

ARGENTINA, ABORTO: ¿SI o NO?- EL CASO EN ISLANDIA Y OTROS PAISES. BY FABIAN MASSA.